lunes, abril 14, 2008

ENTREVISTA DOCTOR DIVAGO



El pasado viernes 11 de abril Manolo Bertrán de Doctor Divago se acercó hasta La Sustancia Verde para hablarnos de Las canciones del año que viene, el octavo disco que han publicado los valencianos. Durante la entrevista nos acompañó Tono Gominola, conocedor de la trayectoria de Doctor Divago, y además realizamos las preguntas que seguidores del grupo nos enviaron por mail. Aquí os dejamos integra la charla que mantuvimos.
Raúl Tamarit: Tenemos hoy con nosotros a Manolo Bertrán, cantante, guitarrista y compositor de Doctor Divago. Además, hoy, en este programa especial nos va a acompañar Toni Gominola, conocedor de la trayectoria del grupo, que ya ponía sus canciones hace prácticamente veinte años en su programa Gominola Soul. Estaremos hoy con vosotros para hablar de este disco que ya hemos escuchado y escudriñado y darnos cuenta de que es un disco variado que resume, de alguna forma, todo lo hecho por Doctor Divago hasta ahora. Hay pinceladas de todas las época, ¿no, Manolo?
Manolo Bertrán: Es posible, aunque no sería intencionado, ya que nosotros lo que queríamos reflejar es nuestro momento actual. Pero a lo mejor es que estamos ahora con ganas de recoger las diversas vertientes que ha trabajado el grupo.
R.T: Hablábamos el otro día, tomándonos unos refrescos, de que algunos compositores, hoy en día, se saltan un paso que Doctor Divago sí que lo ha vivido y se demuestra en la visceralidad. Me refiero al punk y la new wave. Hay algunos que se nota que no lo han tenido en cuenta, no plasman esa energía y se quedan en el maquillaje generalista.
M.B: No lo sé... Es posible que no lo hagan porque son más jóvenes que nosotros. En nuestro caso el punk y la new wave fue un capítulo muy importante de nuestra incursión y de nuestra formación dentro del mundo del rock. Y eso siempre ha estado ahí, como influencia y como referente. Por eso, en determinadas canciones se recoge ese carácter urgente, visceral o incluso a veces musicalmente violento.
R.T: Tú, Toni, ves a Doctor Divago como un grupo de ese carácter, tú que eres un apasionado del punk y la new wave?
M.B: Vamos, yo creo que no lo somos. Sí que se recoge esa influencia en determinados momentos, como se recogen muchas otras. Dentro de nuestra evolución como aficionados al rock existe un momento clave en el que el punk y la new wave eran tendencias en boga. Coincide con mi adolescencia. Después siempre nos ha interesado y seguimos recurriendo a ello y descubriendo, incluso ahora, bandas de aquella época. Pero no se puede decir que Doctor Divago sea un grupo punk.
Toni Gominola: Estoy de acuerdo con lo que dice Manolo.
R.T: Claro, matizando esto, las letras poco tendrían que ver. Las letras del punk y la new wave suelen tener unas bases más tópicas y un planteamiento más adolescente.
M.B: Hombre, yo, que soy el que hace las letras, tengo 41 años. Mi planteamiento es poco adolescente, aunque uno realmente nunca pierda del todo ese carácter adolescente que una vez tuvo y que es sano mantenerlo a lo largo de toda la vida. O eso he pensado hasta el día de hoy...
R.T: Siguiendo con las letras: hace poco comentabas para el portal Efe Eme el significado de algunas de las letras de este nuevo álbum. ¿Te cuesta hacerlo o crees que ya está todo completamente dicho con la canción? Me refiero a si ya crees que te desnudas bastante en cada canción. Igual, luego explicarlas...

M.B
: Es un trabajo, pero no me cuesta esfuerzo ni me molesta porque se supone que cuando alguien te lo pide (en este caso la revista Efe Eme) es porque tiene interés por indagar o introducirse dentro de ese universo que son las letras de Doctor Divago. En este sentido, para mí es un placer. Por otra parte, hacer esos comentarios supone el trabajo extra de valorar todo lo que tuviste en cuenta a la hora de componer cada canción. Evidentemente, no se puede explicar todo...

R.T:
Pues remitimos a la gente a la revista Efe Eme, www.efeeme.com, porque es realmente apasionante lo que cuentas

M.B
: En ese artículo lo que hay es un acercamiento a determinadas cosas que me han inspirado o a las que directamente he aludido en las letras, aparte de valoraciones puramente musicales. Pero tampoco se cuenta todo, porque es imposible y porque además se corre el riesgo de aburrir.
T.G: Está muy bien. Algo parecido ya hizo Manolo para el libro "Hablando de Doctor Divago", donde explica detalladamente algunas canciones. Tiene cierto paralelismo la esplendida revisión del nuevo disco que hace en la revista Efe Eme con este libro.
M.B: Sí, eso fue como respuesta a algunas preguntas de Manolo Contreras, en las que directamente me preguntaba por las letras.
T.G: Recuerdo una explicación muy buena sobre "Clínica del alma en Navidad", en la que hablabas de un psiquiatra...
R.T: También has dicho que en este disco las historias están más cerradas respecto a los anteriores.
M.B: Sí, he intentado que cada letra tuviera un carácter muy concreto y hemos tenido la suerte de que luego, a la hora de abordar en el local de ensayo el arreglo musical, les hemos hecho a las canciones arreglos muy distintos entre sí. Todo ello ha creado un conjunto magnífico, desde mi punto de vista.
R.T: Una de las canciones que comentabas era "Los dioses y los hombres", también sobre un tema muy concreto.
M.B: Sí, lo mejor sería leer el artículo que publicó Efe Eme.
R.T: De acuerdo. Nosotros mientras, vamos a escucharla...
Como comentábamos, una canción con una historia muy concreta. Una muestra de lo que hablábamos. Explícanos un poco...
M.B: Bueno, según la mitología griega, y es algo presente en otras culturas, hubo una Edad de Oro en la que los hombres convivían con los dioses, no experimentaban sufrimiento y vivían en una especie de paraíso donde ni siquiera la muerte les importaba demasiado, porque simplemente caían en un plácido sueño antes de terminar. Se dice que algún día la recuperaremos.De eso va la canción.
Respecto a las letras y lo cerradas que están, a mí la impresión que me da es que en anteriores discos, aunque también había historias muy cerradas, en general los versos podían ser más intercambiables entre canción y canción. En este último creo que todas están muy perfiladas.
R.T: ¿Te ha salido así de forma natural o has querido probar otra forma de componer?
M.B: Es que no es otra forma. Simplemente he intentado tener un poco más de cuidado porque quería hacerlo así.
R.T: Hemos comentado en muchas ocasiones que Manolo Bertrán, como letrista, está a la altura de los grandes letristas rock de nuestro país, que tiene cierta sensibilidad para ello... ¿Crees que es lo que se espera de ti, sobre todo aquellos que tienen expectación por saber lo que nos cuentas en las canciones? ¿Te planteas cuando compones si estarás a la altura?
M.B: Siempre es un reto. Yo lo único que intento es cuidar al máximo el aspecto literario de las canciones. Mejorar desde mi punto de vista cada vez. Ya no sé si estoy a la altura o no lo estoy, no me corresponde a mí decirlo.
T.G: Lo que dice Manolo es muy cierto. Es uno de los autores que más cuida y mima lo que son los textos de la música y eso es importantísimo. El cariño que uno pone a la hora de escribir se nota. Es una obra literaria, en realidad, y si está bien hecha, tiene su peso. Además, Manolo siempre ha sido muy admirador de compositores que trabajan en esa línea. Además, ha defendido a gente que a lo mejor no ha estado tan valorada en el mundo de la composición. En el caso concreto de Nacha Pop le gusta mucho Antonio Vega, pero siempre ha defendido a Nacho Gª Vega. Sé que muchas veces tú lo has defendido.
M.B: Sí, pienso que el peso literario lo tiene Antonio y el autor de exquisita sensibilidad es él, pero la idea y el concepto del grupo lo tenía claro Nacho, que me parece un escritor de canciones muy profesional, casi siempre son canciones que tienden a lo comercial pero son canciones comerciales bien hechas y de calidad.
T.G: Yo comparto esa opinión. A mí Nacho me parece un compositor interesante.
R.T: ¿Son fundamentales las letras a la hora de hacer rock en castellano? Es un tópico decirlo, pero el rock anglosajón en muchas cosas nos da mil vueltas, por eso quizá la importancia de esos textos...
M.B: Dentro del planteamiento musical que tiene Doctor Divago y de su filosofía como grupo, sí. Son muy importantes. Hay otros grupos que tendrán otra forma de acercarse a la música pop y supongo que todas son muy lícitas. A nosotros lo que nos parece interesante es esto y apostamos por ello.
R.T: Otra de las canciones de este nuevo álbum es "El viejo campeón", que trata el tema del boxeo, una de tus aficiones... como observador, no como pugilista (risas). Háblanos de ella.
M.B: La canción sale a partir del verso "El viejo campeón saltó desde el décimo", ya que se basa en la historia del suicidio de Urtain, que se tiró desde el décimo piso de su domicilio en Madrid. Urtain había tenido una carrera pugilística muy controvertida en la España de los últimos 60 y primeros 70, que coincide con mi infancia. Mi padre es muy aficionado al boxeo, incluso lo practicó en su juventud y a mí me fascinaba el personaje de Urtain igual que me fascina el mundo del boxeo. Ya he dicho recientemente que me parece una buena analogía de la vida, todo eso de caerse y levantarse, recuperarse, cambiar de estrategia, volver a por todas tras el minuto de descanso... Últimamente se ha convertido en una especie de juego y en todos los discos dedico una canción homenaje al boxeo. De algún modo reivindico también un deporte que, en general, está muy mal visto, casi proscrito, y al que creo que la gente no conoce realmente. Es un deporte duro y violento, que entiendo que pueda no gustar, pero no es tan sangriento ni tan salvaje como muchos piensan. Existe un reglamento muy estricto. No tiene nada que ver con las películas de Rocky.
R.T: ¿Quieres comentar algo, Toni? Tú también eres aficionado al boxeo...
M.B: Sí, pero yo por mi amistad con Manolo. No me acerco ni de lejos. Hemos ido junto a veladas y yo me lo he pasado muy bien. Tiene toda esa filosofía que comenta Manolo, ese caerse y levantarse...
R.T: Eso es lo más difícil, ¿no? Volverse a levantar. Lo más cómodo sería quedarse ya en el suelo.
M.B: En los últimos 50-primeros 60 había un campeón del mundo de los pesos pesados, Floyd Patterson, al que acusaban de que era el campeón que más veces había caído a la lona. El decía: sí, pero también soy el que más veces se ha levantado. Y eso en la vida tiene su miga.
R.T: Y su mérito...
Mañana se presenta este disco en La Caverna, no es la presentación oficial, que será el 3 de mayo en El Loco, es una audición del disco y además estarán pinchando Toni Gominola, Wally, batería del grupo, el propio Manolo Bertrán y elmagodelespacio dj, que es un divago en la sombra, el sexto divago sería...
M.B: Si no el primero, porque ya estaba hace muchos años, incluso antes de que tocara el bajo. Y hoy en día sigue vinculado al grupo activamente.
R.T: Hay que decir que Doctor Divago ha tenido diversos cambios de formación desde sus inicios. La formación actual ya lleva un tiempo funcionando y la última incorporación fue la de David Vie, que creo que le ha dado al grupo un aire diferente pero muy apropiado.
M.B: Se incorporó en el año 2004, creo recordar, o sea que ya ha llovido desde entonces...
R.T: Toni ha vivido todas esas épocas muy de cerca desde el principio, ¿verdad?
T.G: Es curiosa la trayectoria, porque se podría resumir en tres etapas bien diferenciadas. En aquel libro de Manolo Contreras ya se comentaba lo que fue la etapa clásica del grupo, desde el 89 hasta el 98, con la marcha de Contreras y Sanz. Durante todos esos años hubo pocos line-ups, simplemente cambios de bajista, tres concretamente. Se grabaron tres discos y de alguna forma esa época es la que da vida a lo que posteriormente es el grupo, su etapa clásica, su etapa germen, que tiene una importancia vital. Los dos primeros son discos más duros y el tercero es el primer disco con una producción más cuidada, en el que se vislumbra lo que será la evolución posterior.
Después viene lo que yo llamo la etapa dispersa, una época en la que Manolo tuvo problemas. Fue una etapa difícil a la hora de mantener la formación, porque era un ir y venir constante de gente...
R.T: Una etapa que se abre con "El cuarto trastero"...
M.B: Sí, ése fue un disco que se hizo con un grupo que tenía sólo ese objetivo y ese compromiso: hacer un disco. Julio Milla y Paco Tamarit trabajaron con nosotros, pero después no había banda para defenderlo en directo, ya que Julio ya advirtió de que no le interesaba hacer directos, aunque alguno sí que hizo, y Paco abandonó el grupo pocos meses después de publicar "El cuarto trastero". Tuvimos que reorganizarlo todo.
T.G: Sin embargo es el primer disco considerado clásico de la banda, en esa etapa dispersa que continuaría con "Versión 5.0" y con "Un minuto antes de la realidad", en el que ya particìpó Edu, no en todos lo temas, todavía dentro de una etapa en la que hay un trasiego constante de músicos. En esta etapa se trabajó muy duro, pero todo parecía en el aire.
R.T: Son, además, tres discos muy distintos, uno de ellos recopilatorio. Entre el cuarto y el sexto hay una diferencia de sonido muy grande.
T.G: Fíjate si es una época dispersa, que en el Versión 5.0 es el único disco en el que consta Jose Sala.
M.B: Sí, aunque Jose, en realidad, hizo casi todas las presentaciones de "El cuarto trastero".
T.G: Estuvo entre finales del 98 y 2002 tocando el bajo.
M.B: A partir de "El loco del chándal" hubo un palo fuerte porque se fueron dos componentes importantes. Y es correcto lo que dices de esa etapa dispersa en la que lo primero que hubo que hacer fue un esfuerzo para mantener al grupo con vida. Lo hicimos la vieja guardia de Doctor Divago, Chumi, Wally y yo, que todavía seguimos ahí. Y bien mirado, tuvimos suerte, porque los músicos que nos acompañaron cada vez siempre fueron gente muy admiradora del grupo, gente convencida de que tenía cosas que aportar, que acabaron yéndose cuando se les acabó el gas.
T.G: Lo que queda de esa etapa es un trabajo impecable.
M.B: Adelántandome a lo que vas a decir, lo que sí que es verdad es que a partir de "Un minuto antes de la realidad", ya con Edu en el grupo, se encauzan las cosas y se recupera parte de la estabilidad que se tenía en el año 98.
R.T: Y con estos dos últimos trabajos se recupera el espíritu que había en "El loco del chándal". Se retoma un concepto de rock amplio con una base más pop, quizá.
T.G: Primero con la entrada de Edu, y luego con la de David Vie, se conjuga la banda que Manolo tenía que tener. Sin desmerecer, por supuesto a toda la gente que ha pasado, y con un comportamiento muy profesional. Pero ahora se ha recuperado un espíritu de unidad que durante varios años no existió. Yo soy un gran admirador, tanto de Edu como de David, porque son dos chicos muy trabajadores, muy profesionales que, además están muy a gusto con Manolo y Manolo con ellos, por supuesto también con los dos amigos de siempre, Chumi y Wally. Y ese concepto de banda unida se transmite, se nota.
M.B: Sí, se ha recuperado un poco el compromiso de llevar el grupo adelante, un compromiso que va más allá de lo musical, también en lo que es el funcionamiento del grupo y su idiosincrasia.
R.T: Después de este profundo análisis, emocionante por otro lado, de todas las etapas en la carrera de Doctor Divago, vamos a escuchar "La habitación de Charo", otra de las canciones destacadas de este disco. Luego pasaremos a leer unas cuantas preguntas que nos han enviado desde la lista de Doctor Divago. El que quiera puede pasarse por www.doctordivago.com y darse de alta. Pasará unos buenos ratos...
Esta canción tiene vídeoclip, dirigido por nuestros amigos de 2manyproducers, que puede verse a través de la web de Doctor Divago.
Pasamos a comentar esas preguntas que nos hacen algunos de los componentes de la lista divago. Empezamos con unas cuantas que ha mandado El Joven. Dice:

Sois una banda de eminente directo y eso es algo que queda reflejado en el arrollador sonido de vuestro nuevo disco. ¿Esto es algo que echabais de menos en vuestras anteriores grabaciones o es una evolución lógica y natural? A la vista de los resultados, ¿os sentís más cómodos y satisfechos grabando en directo y vais a seguir en esta línea o cada trabajo es único y personal y requiere un determinado tratamiento del sonido? (risas)
M.B: Bueno, hay muchas preguntas. Empiezo por el final. Cada trabajo es de una forma y requiere un planteamiento del sonido, pero también hay una forma en la que uno se siente más cómodo. Hoy en día es ésta. Aquí entró Dani Cardona a meter baza, bien metida, porque Dani decía que los anteriores discos no llegaban a reflejar lo que era el grupo en directo. Él nos ha visto muchas veces en directo y creía que este planteamiento era el mejor para este nuevo disco. Un planteamiento que, por otra parte, tampoco es exclusivo nuestro sino que aplican también otros grupos que pasan por el estudio de Dani. Lo que pasa es que nosotros nunca habíamos trabajado así para un álbum completo.
R.T: El Joven continúa: Manolo, ¿vas a desempolvar un día de éstos tu Danelectro de 12 cuerdas? Todos conocemos el cálido y potente sonido de tu Telecaster, casi una marca de la casa, pero la doce cuerdas le daba un rollete muy especial a determinadas canciones de corte más intimista, ¿no crees?
M.B: La Danelectro 12 cuerdas suena muy bien y, de hecho en este último disco David la toca en varios pasajes. También aparece en el último disco de Serpentina, por cierto. Ahora mismo la utilizamos sólo para dar unas pinceladas. Quizá más adelante la utilicemos más. Yo tampoco soy un gran guitarrista y con 6 cuerdas tengo más que suficiente, pero vamos, he tocado la de 12 en directo y, seguramente en el futuro lo volveré a hacer.
R.T: Continúa El Joven: Hace un tiempo se hablaba de la tan cacareada Ciudad de la Müsica que Francisco Camps anunció que se construiría en enicassim, proyecto que lleva más de un año paralizado. A cuenta de esto, ¿crees que sería bueno un apoyo y una implicación real con la música que se hace por nuestras tierras por parte de las instituciones como ya se hiciera en los ochenta con Les mogudes de la Dipu (con desiguales resultados...) o eso sería contraproducente y de efectos perversos y nocivos para el pop y el rock valenciano?
M.B: En la época de Les Mogudes de la Dipu yo no sentía que hubiera un especial apoyo hacia el rock valenciano. Me parecía algo natural que hubiera un concurso de jóvenes bandas de música rock que intentara darlas a conocer. Es un componente más de la cultura de una ciudad, como puede ser cualquier otra vertiente musical o artística en general y creo que es algo siempre interesante y que merece darse a conocer. Lo que ocurre es que hemos ido para atrás y el apoyo de las instituciones en este sentido hoy en día es absolutamente nulo. Y es una lástima.
Pero yo no espero nada de nadie. Nosotros toda la vida hemos salido adelante por nuestros propios medios, con nuestro propio trabajo y cualquier ayuda que llegara la considero merecida. Pero yo no pido ni espero ninguna ayuda de nadie. Y mucho menos de los políticos.
R.T: Exactamente. Quedan dos preguntas más de El Joven, pero vamos a dar paso a otras cuestiones y si da tiempo las recuperaremos. Tacho García pregunta: ¿no cree Manolo que el disco suena muy diferente a los anteriores, con esa voz tan bajita con respecto a otras producciones? ¿Es intencionado o un accidente?
M.B: Bueno, tan diferente no creo que suene, pero sí que es cierto que la voz está más integrada en el sonido general que en discos pasados. Es más bien intencionado, ya lo comentamos entre nosotros en las mezclas finales. Si grabas unas bases en directo para capturar esa fuerza de banda sólida, con nervio, no puedes dejarlas en un segundo plano dando un protagonismo excesivo a la voz. En otros discos, en algún momento la voz estaba alta y no daba tanto la impresión de banda como la de solista con acompañantes. Y eso es algo de lo que hemos intentado huir. De todas formas, mi forma de cantar puede estar perfectamente integrada porque se percibe y se entiende sin problemas, creo yo.
R.T: Toni Gominola también mandaba una pregunta: Para ti, ¿qué esconde la palabra "Dios" en realidad? Añadimos otra pregunta anónima que nos ha llegado y que tiene mucho que ver. Dice: Con todas esas referencias a Dios y tu declarado ateísmo, no será un afán de búsqueda (como dice la canción), que en el fondo quieres creer o crees.
M.B: Yo pertenezco a una generación que todavía está educada, de cierta forma, aunque no tanto como generaciones anteriores, en el temor de Dios. Estudiaba el catecismo de pequeño, hice la comunión... Muchos niños de hoy en día ni comulgan ni se bautizan. Lo de Dios y su omnipresencia estaba ahí siempre y eso queda para siempre. Para mí Dios puede significar muchas cosas. Puede ser una pregunta sin respuesta, un enigma, puede ser simplemente un recurso para hacer mis canciones, que eche mano de eso como uno se encomienda a Dios en la desesperación...
T.G: En Efe Eme hablabas de encontrar el amor dentro de uno mismo. A lo mejor eso puede tener que ver algo con Dios. Además lo citas varias veces, me sorprendió.
M.B: Puede ser. Hablo desde una perspectiva personal, no ya de una proyección en la persona amada. Me refería a encontrarse uno en paz, a gusto consigo mismo, a mejorar como persona.
T.G: Con la palabra Dios, claro, es que puedes ver a Dios en muchas partes.
M.B: Claro, también en ese amor interno, quizá. Respecto a la otra pregunta de si en el fondo creo o quiero creer, en ese caso me pasaría como al "San Manuel Bueno, Mártir" de Unamuno, ese cura que no cree pero que quiere creer. Puede que todos tengamos esa necesidad de creer en algo. En fin, yo no soy creyente pero le tengo mucho respeto a todo esto y le tengo mucho respeto también a toda la gente que cree en Dios o en lo que sea.
R.T: Carmen Martínez Miera dice: Muchas de las canciones de Doctor Divago cuentan historias cotidianas, hablan de personajes concretos y describen situaciones con las que uno se identifica fácilmente: ¿en qué te inspiras para escribirlas? ¿Cuánto de esas letras habla de personas e historias reales y cuánto hay de ficción? ¿Utilizas una base real cercana a ti como fuente de inspiración o se trata de creaciones de tu imaginación en su mayoría?
M.B: Yo me alegro mucho de que una persona como Carmen, a la que no conozco más que de haberla visto un rato en un concierto en Bilbao, diga que se identifica con algunas cosas de las que escribo. Por lo demás, la conozco a través de sus intervenciones en la lista, que me parecen bastante coherentes y sensatas. La inspiración puede llegar de cualquier sitio, no tengo un método para esto. Sí que es verdad que durante las épocas de composición estoy más receptivo, más atento y más abierto a cualquier cosa. Voy buscando. Normalmente, en las épocas de promoción y presentaciones en directo, como ésta, no compongo, porque no llego para tanto. Además, así me puedo concentrar mejor en cada cosa.
En cuanto a si son parte de mi imaginación o algo cercano a mí o autobiográfico, se mezclan las dos cosas. Unas canciones son más autobiográficas o están basadas en cosas cercanas y otras son fantasía o fruto de mi imaginación. Muchas veces en una misma canción conviven las dos cosas. Y a veces lo mezclo todo de tal forma que es difícil de desentrañar hasta por mí mismo.
T.G: Al hilo de las historias reales, la canción "Ezequiel" es bastante autobiográfica, citas hasta a algún amigo tuyo y a un compañero de clase. A mí me recuerda mucho a Ramoncín. Hubo una agria discusión sobre esto en la lista divago (risas) en la que yo comenté, sabida tu admiración por los primeros discos de Ramoncín, que veo bastante de Ramoncín en esta canción. ¿Tú qué tienes que decir a esto?
M.B: Bueno, es una historia de carácter callejero que puede resultar próxima a algunas de Ramoncín.
T.G: ¿Y en cuanto a la forma de cantar?
M.B: Ahí no lo veo tanto. Son formas de cantar distintas y voces muy diferentes. Sí que puedo ver el paralelismo y admitir la influencia en cuanto a la historia. Puede haberme influido el primer repertorio de Ramoncín, que yo conozco bien, a la hora de escribir esta canción. De todas formas, no pensaba en Ramoncín cuando la hice.
Pensaba más en Ezequiel, en aquel compañero que era un absentista, absentista escolar, quiero decir, no que bebiera absenta.
T.G: ¿Aún eres admirador de Reg Presley, el cantante de Los Troggs? Mucha gente no sabe que era uno de tus cantantes favoritos.
M.B: Sí, siempre me ha gustado, pero hace mucho que no lo escucho. Le tengo perdida la pista, la verdad.
T,G: Siempre se habla mucho de tu admiración por Jim Morrison, por Paul McCartney, por Elvis Costello...
M.B: A éstos los admiro más que a Reg Presley, pero como cantante Reg Presley tiene una voz muy particular, muy fuerte.
R.T: Hablando de clásicos, David Vie, guitarrista de Doctor Divago pregunta qué te parece la vuelta de Tequila a los escenarios.
M.B: Yo creo que cada cosa tiene su tiempo. Ya se sabe lo que dice el dicho sobre las segundas partes. De todas formas, me parece bien que cada uno se busque la vida como quiera y gane dinero de la forma que mejor le parezca, sobre todo si tiene un repertorio propio que puede defender a estas alturas. Por otro lado yo fui muy fan de Tequila, me gusta mucho la música que hacía y creo que significó poco menos que un antes y un después en el rock español.
R.T: Vicente Rius, Falfa, nos lanza la pregunta: ¿te inspiraste en "All I really want to do" de Bob Dylan para componer parte de la letra de "Frunciendo el ceño"? No sé, veo demandas compartidas.
M.B: La verdad es que la canción la conocía, pero no sabía muy bien qué decía la letra. Esta pregunta Falfa la hizo abiertamente en la lista y leí la letra. Vi que hay frases que empezaban igual...
R.T: Y el estribillo dice: "Lo que realmente quiero es ser tu amigo" o algo así. Algo parecido al "Un poco de amor no estaría mal". No es la primera vez que se nota la influencia de Dylan. En "Yo no castigo a mis animales poniéndoles nombre" se veía también aquel "El hombre dio nombre a los animales".
MB: Me gusta mucho Bob Dylan, sobre todo la etapa de mediados de los 60, pero de todas formas tampoco soy un gran conocedor de las letras de Bob Dylan. Es un referente y de vez en cuando busco a ver qué dice tal o cuál canción, pero tampoco tengo un conocimiento exhaustivo de sus letras.
R.T: Para terminar, aprovechando ahora que estáis preparando ese directo, Cale nos dice: ¿Cómo se decide qué canciones quedan automáticamente fuera del tracklist del directo?
M.B: Pues de una forma democrática entre todos los componentes del grupo. Normalmente, me encargo yo de hacer una propuesta y luego cada uno expresa si le parece que hay que quitar o añadir alguna. Y lo discutimos. Tambien pasa lo mismo a la hora de decidir cuáles del disco son para el directo y cuáles no. Hay algunas que no las vemos muy apropiadas para el directo, porque son más lentas o porque nos resultan más incómodas. Lo decidimos entre todos.
R.T: Manolo y Toni: muchas gracias. Nos vamos. Atentos esta noche a la fiesta de presentación y a ese 3 de mayo en el concierto de El Loco. Nos vamos con "Frunciendo el ceño".

Las fotos pertenecen a esa fiesta que se celebró en La Caverna al día siguiente con motivo de la edición del nuevo disco y donde estuvieron pinchando Manolo Bertrán, Toni Gominola, El mago del espacio y el viejo wallas. Además lo pasamos en grande.

En la primera foto acompañado por Manolo y Toni Gominola. Y en la segunda foto con Alejandro "El ministro", un amigo que podéis ver habitualmente en La Caverna.

1 Comments:

Anonymous Toner said...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Toner, I hope you enjoy. The address is http://toner-brasil.blogspot.com. A hug.

miércoles, abril 23, 2008  

Publicar un comentario

<< Home